Únete al ahorro sostenible

Consejos ahorro sostenible

Consejos prácticos sobre aparatos electrónicos o electrodomésticos Consejos prácticos sobre aparatos electrónicos
o electrodomésticos


20. Mantener la puerta abierta mucho tiempo supone una pérdida de energía y, por tanto, de dinero. Decidir con antelación lo que se va a coger del frigorífico también ayuda a ahorrar. Es mejor no introducir en él alimentos calientes. Si se enfrían fuera, el gasto energético es menor.

21. No compres un frigorífico más grande del que necesitas. Elige en función de los habitantes de la casa, los hábitos de compra y las comidas porque, no hay que olvidar que casi el 19% de la electricidad consumida en las viviendas españolas se destina a la refrigeración y congelación de alimentos.

22. La instalación del frigorífico y del congelador es fundamental. Mantener limpia la parte de atrás, facilitar su ventilación y colocarlos en zonas alejadas de fuentes de calor (horno o cocina) puede suponer un ahorro del 15% de la energía consumida.

23. El hielo y la escarcha son aislantes y dificultan el enfriamiento en el interior del frigorífico. Descongela antes de que la capa de hielo alcance los 3 mm. de espesor: podrás conseguir ahorros de hasta el 30%. Existen modelos llamados "no frost", que tienen una circulación continua de aire en el interior que evita la formación de hielo. Sin embargo, utilizan mucha energía para el descongelado automático.