Únete al ahorro sostenible

Consejos ahorro sostenible

Consejos prácticos sobre aparatos electrónicos o electrodomésticos Consejos prácticos sobre aparatos electrónicos
o electrodomésticos


12. Tener encendido un equipo de aire acondicionado unas cuatro horas al día incrementa la factura de la luz mensual en más de 11 euros. Por cada grado de temperatura de más que se le exija al aparato, su consumo de energía aumentará casi un 10% y, con él, el gasto.

13. Cuando los platos no están especialmente sucios, puedes elegir un programa a 50°C o 55°C y obtendrás buenos resultados de limpieza. Pero además, usando temperaturas bajas se puede ahorrar hasta 84kWh de electricidad al año (el equivalente a 3 meses de lavar los platos gratis) y más de 1.400 litros de agua (la cantidad necesaria para 43 duchas), aproximadamente.

14. Si se cocina tapando olla y cacerolas se consigue ahorrar un 25% de energía.

15. ¡No al piloto rojo! Cuando apagues la TV o el ordenador, no los dejes en "stand by" o modo de espera (conectados a la red). Según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), la electricidad consumida por los aparatos en standby supone casi el 10% del total de consumo total de energía en el hogar.

16. ¡Los cargadores también gastan! Aunque provocan un consumo residual, los cargadores de los móviles, las cámaras de fotos, etc., hacen un gasto innecesario y, además, pueden sufrir un sobrecalentamiento y estropearse. ¡No los dejes conectados si no los usas!

17. Poner la lavadora llena y lavar a baja temperatura permite ahorrar casi un 50% de energía.

18. A la hora de comprar un electrodoméstico, conviene elegir entre los de menor consumo energético que, aunque algo más caros, nos permitirán ahorrar más de 600 euros a lo largo de su vida útil. Los electrodomésticos con etiqueta energética de la clase A son los más eficientes y los de clase G, los menos.

19. Siempre que puedas, usa un ordenador portátil antes que un ordenador de escritorio. El portátil consume un 90% menos que el ordenador convencional.